La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Pilar Rioja ha puesto en alto el nombre de México a lo largo de 75 años alrededor del mundo. Su trabajo incansable, férrea disciplina, perfeccionamiento en detalles, y su talento original, la llevan a un estilo polifacético revelándola como una "Antología viva de la Danza Española”, ofreciendo una clara lección de dominio académico y deslumbrante emoción expresiva.

Ha depurado su danza combinando el fuerte dramatismo del español con la suavidad del mexicano y otras técnicas, hasta perfeccionar y lograr un estilo propio. Ella es la muestra viviente del mestizaje de la danza española, convirtiéndola en un puente vigente entre los dos mundos.

Gracias a su trabajo, el nombre de México y su arte se ha escrito en marquesinas de teatros a lo largo del mundo, desde Nueva York hasta Argentina, y desde México hasta Rusia. Incluso ha logrado que el nombre de nuestro país apareciera entre aquellos pocos personajes quienes tienen el privilegio de impartir cursos en una de las escuelas de ballet de mayor prestigio en el mundo, el Bolshoi. 

 


 

  

  

Podría bailar en un tablado de agua sin que su pie la turbase,

sin que lastimara el agua.

No en el aire, que al fin, es humano el ángel que baila.

No, en el aire no podría, pero sí en el agua.

 

Luis Rius